Lugar Común, la muerte

Este post es un paréntesis, un triste paréntesis. Hoy, las pocas defensas psicológicas que tenía armadas para protegerme del caos que es esta ciudad se hicieron polvo frente al cadáver que yacía boca abajo en la entrada del Centro Comercial El Recreo.

motorizado muerto en CC El Recreo
Cadáver del motorizado asesinado a las puertas del CC El Recreo. Caracas, 9 Octubre del 2008

Hace tiempo leí un fabuloso libro de Tomás Eloy Martínez que llevaba por título “Lugar común, la muerte”. Allí, el periodista y escritor argentino reflexionaba sobre los últimos momentos de la vida de personajes famosos, desde el General Rosas hasta excelsos poetas como el venezolano José Antonio Ramos Sucre o Vicente Gerbasi. De sus relatos se extraía la común melancolía de todos estos personajes en sus momentos finales. No tengo el libro a la mano y lo único que pude rescatar de Internet fue el siguiente fragmento, tomado, supongo yo, del prólogo:

Hace 1965 supe […] que un hombre puede morir indefinidamente y que la muerte numerosa que al principio pareció intolerable, luego fue aceptada con indiferencia y hasta olvido.

Lo mismo puede pensarse hoy del venezolano de a pie, para quien la muerte es justamente eso, un lugar común. Un evento tan cotidiano y banal que ya no despierta sorpresas ni asombro. Tan del día a día como el café que acompaña el desayuno o el tráfico en el que se nos desgasta la paciencia.

Hoy, al oír los disparos desde mi oficina, supe inmediatamente que había ocurrido un atraco. La hipótesis feliz de que el sonido podía haber venido de un tubo de escape dañado ni siquiera cruzó mi mente. Al bajar, vi a la gente en corro frente al cadáver tapado con cajas, seguramente las mismas que los indigentes de la Av. Casanova usan para abrigarse en la noche. Le pregunté a uno de los que miraban el cuerpo sin vida sobre lo ocurrido y me dijo, como quien no repara en la magnitud del hecho, “nada, le dieron dos tiros en el coco”. Me retiré con el título del libro de Martínez invadiéndome la cabeza, no si antes usar mi teléfono para retratar el horrible episodio y la sintomática indiferencia.

Así estamos, tal como lo dice Tomás, muriendo numerosas muertes. Haciendo de la tragedia un triste lugar común. Razón tenía el poeta Inglés John Donne cuando decía “no preguntes por quién doblan las campanas”. Hoy, es más claro que nunca, al menos para mí, que tañen por nosotros.

Patria, socialismo y muerte…

9 Comments

  1. Jonathansays:

    Casualmente iba yo pasando por ahi cuando ya habian asesinado al sujeto, que pena que la gente se lo tome asi cuando podria ser cualquiera, de verdad hay que hacer algo, no es posible que vayan por ahi matando gente como si fuesen cucharachas y a nadie le importe… Ya no se respeta hora, ni lugar! ¿¿¿Que esta pasando que todos estamos como dormidos??

  2. ramirocasosays:

    Jonathan, gracias por el comentario…
    haz dado en el clavo, estamos todos dormidos, o adormecidos.
    No es fácil vivir la realidad de Caracas. A veces, aunque parezca mentira y sea una triste realidad, dormirse ante hechos como éstos es la única manera de vivir en esta ciudad.
    ¡Gracias por la visita!

  3. Douckysays:

    Para complementar, en este instante están alrededor de 20 motorizados o más trancando la Av. Casanova justo en el lugar donde asesinaron a este caballero. No paran de tocar cornetas, hacen ruedas con sus motos alrededor de la carroza fúnebre y luego sacaron el atúd. Desde aqui no logro ver si lo abrieron. Pero este ritual continúa.
    Estas cosas lamentablemente pasan sólo aqui en Venezuela.

  4. ramirocasosays:

    Era lo mínimo que podía ocurrir Douckyta… Suficiente anestesia hay en esta ciudad como para encima dejar que eso pase desapercibido. En realidad, todo el CC El Recreo debería estar trancando la Casanova, o haciendo algo para manifestar, aunque sea sólo eso.
    Ayer fue ese pobre tipo, ¿mañana quién? ¿cuánto tiempo más se puede vivir así?

  5. Imagínate lo que es levantarse un sábado en la mañana y ver por tu ventana ese espectáculo. Los que vivimos en avenidas muy movidas de la ciudad sabemos lo que es eso. Simplemente no hay descanso. Y lo peor es como dices, que ya es un triste lugar común.

    Más muerte que patria y socialismo, diría yo. Tristísimo…

  6. ramirocasosays:

    Lennis, todo un gusto tenerte por estos lares.
    La pregunta que tenemos que hacernos los que vivimos en este país es cuál es el límite. ¿Cuánto más de esto podemos tolerar?
    Un primo me comentaba hoy que quizá nuestro destino es el mismo de uno de los personajes de “Volver al Futuro” (no recuerdo cuál de las 3) que termina sentado en el umbral de su casa empuñando una escopeta para defenserse de los agresores.
    Leo tu comentario y pienso en un chiste, triste, que usan algunos amigos para referirse a la situación. Dicen ellos, “¿Cuál será la salida de todo este peo?” y se responden inmediatamente: “Maiquetía, la salida es Maiquetía”
    gracias por la visita!

  7. Verónica Díazsays:

    Profe como está?!! sabes que leyendo este post me acorde de la pasada clase del Prof. Oropeza, y el explicaba que -refiriendome al comentario de que estamos dormidos- según un estudio llevado a cabo por la USB y por la UCAB aproximadamente de cada 10 venezolanos 7 u 8 obtan por tomar un locus de control externo, y es precisamente eso, algo que como él bien lo explicaba, se ve a diario cuando uno pregunta ¿que va a pasar aquí en Vzla? en lugar de que ¿que vamos a hacer? o mejor aún ¿qué podemos hacer? y es justamente eso; ya tomamos las cosas como si estuviesen escritas o “predestinadas”, esperando a que algo o alguien nos salve del mal que sea, cosa que no es para nada bueno porque fáclmente podríamos entonces caer en un estado de indefensión aprendida, donde no importa lo que hagamos porque todo dependería de un ser supremo, de Chávez, del Imperialimso, o de lo que sea, no se…. realmente este es otro tema preocupante y que también necesita ser “evangelizado” para la gente comienze a tomar una participación en esto, o al menos, que aquellos que si lo hacen no sean “desmotivados”, como suele pasar….

    De nuevo muy bueno el blog Ramiro, Saludos!!

  8. LIZsays:

    EL VIERNES MATARON A UN INSTRUCTUR DE SPINING ENTRADO AL RECREO, SU CLASE ERA A LAS 6 DE LA MAÑANA. LO DEJARON TIRADO EN LAS ADYACENCIAS DEL CENTRO COMERCIAL, EL VIERNES TODOS SE QUEDARON ESPERANDO SU CLASE…SE DIRIGIA A TRABAJAR BIEN TEMPRANO Y LO MATARON….que triste un muchacho deportista llamado Richard Trabajaba en el nuebo GYM llamado GOLD GYM del CC el Recreo.

  9. ramirocasosays:

    Liz, que triste que tu comentario caiga en un post que tiene casi dos años de escrito. Por lo visto, nada ha cambiado. Mejor dicho, ha cambiado para peor. Seguimos en la anestesia, seguimos sin reaccionar, seguimos siendo asesinados. Porque todos morimos un poco con cada muerte. Es así, aunque no lo queremos ver.
    Gracias por tu comentario.

Comments are closed.