Marcas Hinchas: una revisión (pasional) de la publicidad del mundial

Se viene el mundial y con éste 4 semanas de intensidad emocional. Desde chico, cada 4 años entrábamos en mi casa en una suerte de psicosis temporal que nos impedía pensar o hablar de cualquier cosa que no fuese un balón rodando entre 22 personas. El equipo que siempre alentamos es, desde luego, la selección argentina. El amor por la albiceleste es algo que heredé de mi padre y que estoy transmitiendo a mis hijos. A partir del 12 de este mes, cruzaremos los dedos, nos involucraremos en cábalas extrañas, le gritaremos al tele; en fin, alentaremos con lo que podamos.

Obviamente, este blog no podía dejar de ser parte del aliento, así que decidí compartir algunos de los comerciales en apoyo a la selección argentina que más me han gustado a lo largo de los últimos años.

Debo aclarar que esta lista peculiar está hecha desde los ojos del hincha más que desde los de un publicista o un planner. Hay más corazón que análisis. Sin embargo, en cada uno de ellos hago un breve comentario, intentando ser lo más objetivo posible en la explicación de por qué está entre mis favoritos.

Espero les gusten tanto como a mi

 


 

#5. Regreso (Quilmes)

La actuación de Argentina en el Mundial de Corea y Japón fue de las peores en toda su historia mundialista. No obstante, Quilmes, de la mano de Y&R, logró sacar una pieza brillante y profundamente empática, poniendo al hincha un poco en la piel del jugador y haciendo pública la tristeza de todos los que soñábamos con la copa. Es una pieza brutal, sencilla y emotiva, pensada para el momento menos deseado. Creo que cuando se hacen patrocinios así, con el coraje de apoyar en las malas y no solo buscando aprovechar los éxitos,  es cuando más y mejor se conecta con los consumidores.

 

 

#4 Te Amo, te odio. (Quilmes)

Otra pieza brillante de Quilmes, esta vez con motivo de la Copa América en Venezuela. Lo inteligente del comercial está en el poderoso insight: el fútbol es pura pasión, cero lógica. Todos somos DT’s, todos opinamos “con la verdad” en la mano. No tenemos pena ni consciencia sobre todas las veces que nos contradecimos. Para mi, detrás de la locura del hincha se esconde la verdadera belleza de este deporte: en apenas 90 minutos te arrastra sin piedad por todas las esquinas de la emoción humana. Se pasa de la desesperanza absoluta a la euforia desbordada en apenas unos cuantos segundos.  Este comercial es un retrato perfecto de esa locura. Desde el casting hasta las divertidas viñetas, todo en esta pieza sirve de espejo para mostrarnos un poco ese torbellino emocional en el que entramos al ver a la selección jugar, y que nos hace gritar, putear, rezar, opinar, criticar, alabar entre tantos otras expresiones de locura y pasión.

 

#3 Anti Sponsor (Isenbeck)

En la categoría de cervezas, Quilmes ha sido siempre el patrocinador oficial, cerrándole obviamente la puerta a otras marcas. En el 2006, para el mundial de Alemania, la gente de Isenbeck desarrolló una serie de comerciales “tácticos” de muy fácil producción con el objetivo de apropiarse del otro lado de la pasión por la selección: el odio a Brasil. Los spots no sólo son todos divertidísimos (el que sacan luego de la eliminación de Brasil es genial), sino que además logran darle un “golpe” a Quilmes, quien para ese momento había pasado a formar parte de Ambev, empresa brasileña dueña, entre otras marcas, de Brahma. Ignoro cuál fue el resultado comercial de esta campaña, pero me atrevo a pensar que logró conectar de manera única y novedosa con todos los hinchas. Haber encontrado una forma tan “insightful” de colarse en el mundial, que ha sido por décadas propiedad exclusiva de Quilmes, y hacerlo sobre algo tan relevante para el hincha, me parece lisa y llanamente brillante.

 

 

#2 Jogo Bendito (TyC Sports)

Aprovechar un mundial para hacer un buen comercial es algo relativamente normal, pero aprovechar el hecho de que el Papa es de tu país y utilizar una de sus primeras grandes concentraciones públicas justamente en el país anfitrión (y enemigo futbolístico) de la Copa del Mundo para hacer un “mash-up” divertido e inspirador; ya eso es genial. Jogo Bendito es un comercial cargado de humor, casi escrito desde la “chicana” propia del fútbol, atreviéndose a “mojarle la oreja” al país anfitrión y a levantar las esperanzas de los hinchas argentinos.

 

 

#1 Háganlo por todos (CTI Móvil – hoy Claro)

Este comercial, cuyo título original ignoro, sigue siendo hoy en día el que más me gusta de todos los que he visto. Tiene tres elementos que le dan una potencia enorme. El primero y quizá menos importante es la banda sonora. El tema de Italia 90, me parece, ha sido el mejor de los últimos mundiales. Tiene algo de pasión y emoción que ningún otro tema mundialista ha logrado (menos los últimos dos). El segundo factor o variable es la idea brutalmente poderosa: todos soñamos con ser estrellas de fútbol. Cada vez que jugamos a la pelota, lo hacemos en alguna medida desde la mente infantil que sueña que es Messi, Agüero o Di Maria. Por eso nos encanta ponernos la camisetas con el número de nuestros héroes. En el comercial, retratan con humor cómo intentamos, desde una ingenuidad casi infantil, recrear aquello que hacen los grandes futbolistas. Tirar la camiseta a una tribuna vacía, entrar con los hijos a la cancha en un picado (mejenga en tico/ caimanera en venezolano), intentar la rabona y caerse; son todas maneras de soñar que se es una estrella. A mi eso me parece humano y extremadamente relevante para todos los que amamos este deporte. El tercer factor, desprendido del segundo, está la genial secuencia de fotos de equipos amateurs que termina fundiéndose con la selección argentina mientras un copy les pide que “lo hagan por los que no llegamos”. ¡Puff! Enorme copy, inspirador a más no poder. Tan fuerte fue ese copy que recuerdo que para el primer partido de aquél mundial, la tapa de Olé Deportivo mostró una foto (que busqué por todo internet y no conseguí) con una bandera de argentina colgada en el alambrado del predio donde se concentraba la selección en Alemania pidiéndole a los jugadores justamente que lo hicieran por todos los que no habíamos llegado. Acá esta esa joya de comercial.

 

 

Bueno, ahí los tienen. 5 comerciales de aliento a la selección que me han gustado de manera especial. Si quieres compartir alguno, de esta selección o de cualquier otra, que te parezca brillante, te invito a hacerlo en los comentarios. El mundial es la fiesta deportiva más linda del mundo y hay que empezar a disfrutarla ya.

¡¡¡AGUANTE ARGENTINA!!!

2 Comments

  1. Gonzalosays:

    Rami querido, muy buen blog. No sólo compartimos la pasión por la selección, sino también por Boca Juniors.
    Cada mundial que comienza, se renueva la esperanza. En mi vida, es una cuenta pendiente. Y es raro decirlo de este modo, porque racionalmente no depende de mi. Pero como el fútbol no es racional, me siento parte y sigue siendo una deuda pendiente. Haber nacido en 1984 no me permitió ver el campeonato del 86 y ni siquiera recuerdo la final del 90.
    En esta ocasión (otra vez) tengo la máxima ilusión. Y para agregarle un condimento, ahora estoy trabajando para una empresa brasilera, con jefe brasilero y dos compañeros brasileros. Esto hace que hinche , más que nunca, en contra de Neymar y cía.
    Un abrazo grande!

    • Gonza, ¡qué bueno tenerte por el blog! Para todos los hinchas un mundial siempre es como un deber. Alentar nos hace partícipes, o así al menos queremos sentirlo. Yo recuerdo vagamente el 86 y recuerdo clarito el 90 y la bronca de la final. El resto ha sido siempre sufrir y soñar. Pero así es el fútbol. Ahora, a alentar como nunca. Si ganamos esta copa en Brasil no pido nada nunca más. ¡Abrazo bien argentino y xeneize!

Deja un comentario