Sobre cuadernos y diarios

Hace ya tiempo que no vengo por acá. La razón es sencilla: he estado inmerso en una suerte de metamorfosis que ha empezado por lo físico (llevo 23 kilos perdidos en 102 días de dieta) pero que espero continuar en lo mental.

Entre los diversos “retos mentales” que me he puesto, quizá el más importante esté en cambiar aspectos de mi rutina para que el día a día, que es ineludible, pueda vivirlo y “procesarlo” de forma positiva. Para ello, estoy intentando cultivar un hábito que es tan sencillo como antiguo: mantener un diario.

Suena mucho a auto-ayuda, pero créanme que los beneficios son enormes. Además, para los escépticos (como yo), detrás de esta sugerencia está el pensamiento y los resultados del trabajo de personas realmente talentosas. El objetivo de este post es compartir dos de esos argumentos en favor de la escritura de un diario y, por qué no, invitarlos también a que empiecen el suyo.


#1. Un diario (bien escrito) re-enfoca tu atención en lo positivo.

 

Uno de los hallazgos más poderosos en el área de la psicología positiva tiene que ver con el efecto que tiene hacer un repaso sencillo sobre las cosas buenas que te han pasado en el día. Seligman, en su libro Flourish: A Visionary New Understanding of Happiness and Well-being, comenta que, por razones ligadas a nuestro proceso evolutivo, el cerebro está inclinado a procesar con más frecuencia los eventos negativos que los positivos. Esto puede cambiar si uno dedica unos pocos minutos a repasar los aspectos positivos del día, por minúsculos que sean, y guardar un registro físico de ese repaso. El resultado, nos promete Seligman, es que al cabo de un par de semanas, nuestro estado de ánimo mejorará notablemente.

Writing about why the positive events in your life happened may seem awkward at first, but please stick with it for one week. It will get easier. The odds are that you will be less depressed, happier, and addicted to this exercise six months from now

A este ejercicio, Seligman y sus colegas lo llaman “what went well” y, como es obvio, un diario es el mejor instrumento para ponerlo en práctica.

 

#2. Un diario es el mejor lugar para tener malas ideas

 

Además de los beneficios en el estado de ánimo, un diario puede ser un poderoso aliado del proceso creativo. Quien quizá ha hablado más y mejor sobre este tema en los últimos años ha sido Austin Kleon, quien además de ser un talentoso artista y poeta, es un ávido escritor de diarios.

Entre las múltiples razones que Kleon ofrece para tener un diario, la que más me impactó es la que resalta la importancia de producir malas ideas como antecedente indispensable de las buenas ideas. Un diario combina libertad con intimidad, ofreciendo el espacio ideal para evaluar diversas alternativas creativas, por estúpidas que parezcan algunas. En una página en blanco, cuyo lector somos nosotros mismos, podemos escribir y dibujar cuanta cosa nos pase por la cabeza. Lograr registrar esas ideas permite repasarlas más adelante, abriendo puertas a caminos que de otra forma no se hubiesen podido explorar.

En la gira que Kleon está haciendo para promover su último libro The Steal Like an Artist Journal: A Notebook for Creative Kleptomaniacs expone con brillante claridad sus ideas. Puedes ver su charla completa en el video de abajo.


No tengo mucho tiempo escribiendo en mi diario. Tampoco lo hago, todavía, en papel. Pero estoy convencido de que los efectos son positivos y pienso ser más disciplinado en su escritura. Este blog es de algún modo un diario público y me ha servido, en sus casi 8 años de existencia, como depósito de ideas y almacén de referencias que he utilizado varias veces en mi trabajo y vida profesional.

Creo, en definitiva, que escribir un diario es una forma de obligarnos a frenar y reflexionar. En este mundo frenético, tan apurado para todo, creo que lograr hacer esas pausas es realmente importante.

Para cerrar el post como prometí, les dejo algunas herramientas / sugerencias que yo mismo estoy poniendo en práctica en mi intento por desarrollar este interesante hábito.

  1. Sigan a Austin Kleon. Lo que dice en su blog, en su Tumblr y en su cuenta de Twitter es fascinante e inspirador.
  2. Exploren y jueguen con Evernote. Hasta ahora, es la “suite” de registro de ideas más completa que he encontrado. Si te gusta más escribir a mano, como sugiere Kleon, Evernote tiene una fantásticos cuadernos que se pueden usar bien con sus aplicaciones, incluyendo estas maravillas de Moleskine
  3. Para Mac OS y iOS, un app que he venido utilizando, con bastante agrado, es Day One. Échenle un ojo.
  4. Maria Popova, autora del espectacular blog Brain Pickings, ha venido escribiendo sobre los beneficios creativos de mantener un diario, explorando opiniones de gigantes como Virginia Wolf y Henry David Thoreau. Échenle un ojo.
  5. Disfruten. Kleon lo dice claramente en su charla, el propósito de todo esto debe ser, en última instancia, disfrutar. Así que háganlo solo si consiguen placer.

 

Deja un comentario