Una breve reflexión sobre comunicación en política.

No quiero, con lo que escribiré a continuación, hacer comentarios sobre política porque el tema es bastante complicado y porque no es ése el objetivo de este blog. Lo que quiero es poner sobre la mesa el tema de la comunicación en política por sostener un argumento en favor de la creatividad. 

Todos los que vivimos en Venezuela hemos visto como poco a poco las distintas ciudades de nuestro país se han venido inundando de propaganda política con el objetivo de persuadir a los votantes en las venideras elecciones regionales y municipales. No sé si yo he circulado por lugares particulares en Caracas, pero me atrevería a decir que el rasgo distintivo de la propaganda política impresa es el retrato. El retrato puro y simple. Es decir, los políticos parecen conformarse con colocar su rostro en un afiche, su nombre y apellido y algún slogan bastante usado bajo la forma “fulanito de tal, la solución para…” No hay que ser un experto para entender que ese tipo de propaganda no sólo no persuade, sino que probablemente hace todo lo contrario. Este rasgo es común en todos los jugadores políticos del país, al menos hasta donde alcanzo a recordar. Mi pregunta es por qué es así. ¿Por qué no se acude a la creatividad para comunicar las bondades de un candidato o las promesas que éste hace a su comunidad? Quizá se piense que la política es algo suficientemente “serio” como para recurrir a la creatividad. Si eso es así, creo que se está cayendo en un error importante. La mejor muestra para ello está en las campañas que utilizaron en la Argentina la actual presidenta Cristina Kirchner y su contendor más cercano, Lopez Murphy. Abajo pueden ver piezas de ambas campañas. 


 

Ignoro si el resultado electoral en ese país se haya debido, estrictamente, a las campañas. De lo que si no tengo duda es que ese tipo de mensajes son muchísimo más efectivos que cualquier retrato de un desconocido con un slogan gastado y trillado. La Kirchner construye con su campaña el hito que su esposo y ella quieren marcar con su ascenso al poder. Hacen una muy buena analogía entre el “re-nacimiento” de un país y el nacimiento de una chica. Es un mensaje optimista, claro, conmovedor y realmente creativo. Nótese como en la pieza se resaltan varias de las políticas que ellos han asumido en su gestión, como el énfasis en la producción nacional en contraposición a la importación. 

Lopez Murphy, por el contrario, busca convencer a los argentinos que “dando vuelta todo”, es decir, saliendo de los Kirchner, se puede ser una gran nación. Utiliza para ello un mensaje realmente impactante, jugando con las creencias que probablemente alberguen aquellos que están en contra de su opción y “volteándolas” para construir un mensaje optimista que invita a votar por el. Ambas piezas son realmente fabulosas, creativas y conceptualmente impecables. ¿Qué pasaría si en este país alguna de las parcialidades políticas apostara por un concepto sólido y una ejecución creativa?

6 Comments

  1. Irene Aguilerasays:

    El retrato expresa una imagen no una idea. Uno de los rasgos característicos de la inmadurez política de nuestro país es la compra de la persona. Nosotros compramos personas, las ideas se hacen vàlidas por quien las dice. Los contenidos no son relevantes. “No chico el es amigo mío” y es amigo mío, si me dá la razón sino no lo es. Los contenidos no importan. Por eso somos presidencialistas,personalistas y no importa si en el quehacer nos llevamos procesos o ideas por delante.
    Por eso nuestra política es casera, familiar y se colocan por toda Venezuela los retratos de la familia bàsica que somos. Se quiere pues porque es familia, no por lo que ha hecho ni por lo que piensan. De esa manera tenemos el retrato del primo, del compadre, de la amiga.
    Retratos, imagenes dentro y fuera de la casa las cuales sonrien independientemente de los que nos acontece.
    Irene Aguilera

  2. ramirocasosays:

    imposible no estar de acuerdo! Varias de las plumas más afiladas de Venezuela coinciden en eso (Petkoff, Tulio Hernandez o Elias Pino Iturrieta para citar solo 3). El problema de la antipolitica es justamente la falta de ideas y el surgimiento del personalismo. Es, como dices, un problema de inmadurez política qué quizá se sume a un problema de inmadurez comunicacional. El día qué regresen las ideas posiblemente empecemos a mejorar.
    Todo un gusto tenerte por acá querida Jefa! Espero que regreses con frecuencia y nutras el blog con comentarios. Saludos a todos por Mexico

  3. Diego Prietosays:

    Estimado, primo. Estoy leyendo con agrado cada uno de tus posteos.
    Mi opinión en cuanto este en particular es la siguiente:

    Para tratar este tema, en mi opinión es inevitable abordar la historia politica. Si imaginamos a un aspirante a gobierno en similitud a un producto, sabremos que para tener éxito de ventas/llegar a gobernar necesitarán que lo compren/voten la mayor cantidad de gente posible. Por lo menos en el tipo de distribución poblacional que tiene América Latina, esa masa responde a las características de población con menores recursos.
    Las elecciones ganadas por Cristina poco tuvieron que ver con los spots televisivos ante mencionados, sin ir más lejos el oficialismo perdió su elección en la CAPITAL FEDERAL, que a mi criterio es a donde iba dirigido el mensaje del spot televisivo. El partido al cual pertenece, o por lo menos al cual dice pertenecer (Justicialismo, ex Peronismo) históricamente maneja y manejó un discurso efectivo para esta parte de la población que no utiliza a la televisión como canal.

    En conclusión, mi opinión es que la falta de creatividad en la comunicación política responde a quien es el público que mueve la aguja de una elección.

    Sin ir más lejos, la campaña de Mauricio Macri (ex presidente del Club Boca Juniors) a Jefe de Gobierno de la Ciudad, marcó un giro en la creatividad e inserción del marketing al ámbito político. Pero claro, el target no era el mismo.

    Abrazo.
    Diego, tu enviado desde Argentina.

  4. ramirocasosays:

    Me había olvidado de ese minúsculo detalle (derrota en Capital). De cualquier manera, tu comentario sobre Macri confirma un poco el análisis hecho. Habría que ver qué elementos en el mensaje de Cristina no resonaron en el público capitalino. Lo cierto, es que la creatividad (buen concepto + buena ejecución) son claves para hacer llegar un mensaje a una masa de gente que no suele procesar racionalmente ese tipo de mensajes (y casi ningún otro, diría yo). En Venezuela, la falta de ideas es catastrófica. Tal como lo comenta Irene, vivimos momentos muy primitivos en lo político. Hemos vuelto al comportamiento colonial, en la que toda la esperanza se depositaba en un hombre y no en una idea (o conjunto de ideas). Por eso el retrato es el signo dominante de la elección. Por eso, también, el futuro da tanto miedo. Pero así somos los humanos.
    Un abrazo primo, y gracias por las visitas. Espero que sigas comentando, agregan mucho valor al blog.
    R.

  5. Diego Prietosays:

    Ramis, quizás a la distancia se idealizan mucho las circunstancias. Lamentablemente como país estamos viendo a Venezuela (espero no herir susceptibilidades) como aliado en vez de fijarnos en Brasil. Esto es un claro mensaje de gobierno.
    Disiento con vos, la creatividad no hace mella en los sectores más pobres. Están preparados y esperando recibir el mismo mensaje de siempre (el estado benefactor).
    A mi parecer, el único remedio a esta realidad es la educación, y que todos tengamos las herramientas suficientes para poder disfrutar y entender un mensaje creativo.
    Con las necesidades básicas insatisfechas eso es muy difícil.

    Abrazo.

  6. Luissays:

    Acabo de ver -por enésima vez- estos comerciales; pero el que más me revolvió la sangre fué el de la campaña de Murphy. Desde el punto de vista publicitario representa un cambio de paradigma en la forma de presentar las cosas. Se conjuga muy bien el elemento racional y el emocional, lo cual nos dice que los políticos en sus campañas son todos unos perfectos imbéciles que creen que tocándole el trasero a un señor en silla de ruedas en un pueblo por allá en Barinas ya se ganan la aceptación del pueblo; es todo lo contrario. Lo que produce es la inoculación y rechazo, puesto que no hay congruencia entre lo que promete el candidato, la forma de presentarse al público y lo que efectivamente hace cuando llega a la presidencia o a la alcaldía o a lo que sea. Desde mi punto de vista está bien pensada la campaña ya que está orientada a llevar a la reflexión al ciudadano común -o al idiota común- sobre un tema que tiene que ver con su idiosincracia. A eso le llamaría yo educar al consumidor, instruirlo para que no vuelva a cometer errores y hacerlo pensar sobre sí mismo, lo que es y lo que quiere llegar a ser…!!

Deja un comentario