El decálogo de cuentas (y II)

Tal como lo había prometido, acá va la segunda entrega del post sobre el “taller” que dicté en Comunidad y que, como dije en aquél post, tenía la intención de pellizcar a la gente de cuentas.

Así que, sin más preámbulos, acá van los restantes 5 artículos del decálogo.

#6 Lee y estudia todo el tiempo, hoy es muy fácil.

Una de las labores del planner, o mejor, de las responsabilidades del planner, es mantenerse informado. La curiosidad es uno de sus mejores atributos y por lo tanto debe alimentarla constantemente. Lo mismo debería decirse de la persona de cuentas. Afortunadamente, vivimos en una época en la que las barreras a la información se han ido cayendo como castillos de naipes. En mi época de estudiante universitario, que no está muy lejana aún, conseguir un artículo en una revista arbitrada, por ejemplo, podía ser toda una odisea. Hoy en día, puede que te basten un par de clicks en la dirección correcta. Lo mismo con los libros.

En razón de lo anteior, mi recomendación sería, en primer lugar, conseguirse algún aparato para consumir contenido. El mejor para mi es el iPad, pero si no eres fan de Apple o te parece muy caro, puedes buscar otro tablet más accesible. Mi segunda recomendación, en ese sentido, sería el Kindle Fire.

Como sea y através del aparato que sea, deben leer y mucho. Toda persona de Cuentas debería consigue sus fuentes (las referencias que coloco en el Blog son algunas de mis fuentes), aprender a usar un agregador de contenidos tipo RSS y aprovechar cada momento que tenga para ponerse al día. El mundo parece girar más rápido cada vez y es preciso no perderle el ritmo

#7 No tengas miedo a equivocarte

Sobre este tema escribí hace ya un tiempo acá. En aras de la brevedad, rescataré solo algunas ideas importantes del post, invitándolos a leerlo completo si les llama la atención.

Quizá existan pocas cosas tan dañinas para la creatividad como el miedo. Evidentemente, impulsar algo novedoso no es fácil, pues justamente por su carácter innovador genera mucha incertidumbre. Y la incertidumbre es una de esas sensaciones que los humanos no toleramos del todo bien. Es por ello que, en un negocio como el de la comunicación comercial, saber convivir con la incertidumbre y el riesgo es vital. El que mejor lo ha expresado, para mi, es Ed Catmull, actual Presidente de Disney Animation Studios y Pixar. Dice él:

 If we aren’t always at least a little scared, we’re not doing our job. […] We as executives have to resist our natural tendency to avoid or minimize risks, which, of course, is much easier said than done. […] If you want to be original, you have to accept the uncertainty, even when it’s uncomfortable, and have the capability to recover when your organization takes a big risk and fails. What’s the key to being able to recover? Talented people!

Me gusta mucho la idea de que el miedo es, también, una señal de que se está haciendo lo correcto. Aprender a gerencias esa incertidumbre puede ser una enorme ventaja competitiva y la gente de cuentas es clave para lograrlo.

#8 El tiempo es indispensable para las buenas ideas, adminístralo con sabiduría.

Una de los acuerdos que parece existir entre los psicólogos que estudian los procesos creativos es que las buenas ideas tienden a ser remotas. Con esto se refieren a que el producto creativo es consecuencia de una cadena de ideas que se van asociando de forma novedosa, por lo que cadenas “más largas” suelen arrojar ideas más originales o “más alejadas” de lo común.

S.A Mednick, creador del Remote Associates Test (R.A.T) dice,

In fact, the notion that original ideas come late in the associative chain implies that we should take our time when faced with a problem, to insure that we get to those remote ideas.

Por todos es conocido el rol “administrador” que una persona de cuentas tiene. Es un trabajo bien complicado, porque debe balancear los deadlines de los clientes (cada vez menores) con las exigencias de la tarea o problema a resolver. Muchas veces esa balanza se inclina hacia el lado del cliente. Sin embargo, es importante entender y explicar que los productos creativos no son espontáneos ni ocurren luego de “fumarse algo”, sino que nacen de una largo proceso asociativo que necesita, obligatoriamente, de tiempo. Enseñar a respetar y valorar ese tiempo es responsabilidad de cuentas.

#9 Las presentaciones son herramientas poderosas, aprende a usarlas bien. 

Otro tema del que hemos hablado mucho en el Blog, de modo que no me extenderé demasiado. Baste decir que, en el mundo de la comunicación comercial, especialmente en el de las agencias de publicidad, las presentaciones se convierten en la campaña de la campaña. Si se detienen a pensarlo por un minuto, seguramente recordarán alguna fantástica idea que murió en alguna sala de conferencias porque no se logró hacer la venta al cliente de la forma adecuada. Presentar bien es casi tan importante como hacer una campaña bien. De nada sirve una idea si no logra salir al aire. Es por ello que se deben entender y valorar las presentaciones como herramientas. Hoy en día hay varios expertos que pueden darte unos tips importantes. Los mejores, en mi opinión, son Nancy Duarte y Garr Reynolds, ambos referidos por este blog en los links que tienes a la derecha.

#10 Pase lo que pase, nunca olvides la regla #1.

Finalmente, y aunque peque de insistente, la regla #1 es la más importante, por lo que debe ser seguida sobre todas las demás.

Si hay una sola cosa que quisiera que se recordara de todo este larguísimo decálogo es que la creatividad es indispensable, y defenderla no es solo tarea de los Creativos, sino de todos los que trabajamos en este negocio. Mientras mejor comprendamos todas las variables que están involucradas en el proceso creativo, más hábiles seremos no solo para generar ideas originales, sino también, y en tiempos como estos quizá mucho más importante, seremos mejores defendiendo su valor y explicando a los clientes las razones por las cuales debemos utilizarla.

Hasta aquí el decálogo. Espero lo encuentren interesante y valioso. Nuevamente, siéntanse en la libertad de sugerir cambios o hacer comentarios.

Deja un comentario