La Felicidad Auténtica de Martin Seligman

Martin Seligman
Martin Seligman

En estos días de Navidad y de buenos deseos, una de las ideas que flota con mayor fuerza en el ambiente es la de Felicidad.

Reconozco que nunca he estado inclinado hacia el lado “clínico” de la Psicología, al menos no hasta que lo leí a Martin Seligman. Este ilustre Psicólogo Clínico norteamericano se cansó de estudiar el sufrimiento humano y de asumir que la misión de todo terapeuta era eliminar las causas que la generan. En el prólogo de su libro se lee:

In 1998, as president of the American Psychological Association (APA), I urged psychology to supplement its venerable goal with a new goal: exploring what makes life worth living and building the enabling conditions of a life worth living. The goal of understanding well-being and building the enabling conditions of life is by no means identical with the goal of understanding misery and undoing the disabling conditions of life.

Seligman, Martin (2011-03-17). Flourish (Kindle Locations 152-155). Free Press. Kindle Edition. 

Así, se embarcó en la elaboración de una propuesta teórica que estudiara qué variables son las que realmente explican la felicidad, o para decirlo como a él le gusta, las que generan bienestar, que es un concepto para él mucho más robusto y completo que el de Felicidad.

Su propuesta teórica es simple.

La Felicidad puede ser analizada en función de cinco elementos: Positive Emotions (Emociones Positivas), Engagement (no tiene una traducción exacta al castellano, pero podría ser compromiso), Meaning (Significado), Achievement (Logros) y Positive Relationships (Relaciones Positivas)

El primero de los cinco elementos es el que más comúnmente asociamos a la idea de felicidad. Somos felices cuando experimentamos alegría, placer, éxtasis, confort y demás emociones positivas. Es lo que, al menos en occidente, asociamos con el consumo de objetos y experiencias. A la vida llena de Emociones Positivas, Seligman la denomina “Pleasant Life”.

El segundo elemento, Engagement, tiene que ver con un concepto que tiene ya tiempo de estudiarse en psicología y que se conoce como “Flow”. Se está en “Flow” cuando uno está haciendo aquello para lo cual sus fortalezas personales están mejor desarrolladas. Se suele apreciar con más fuerza en deportistas y artistas, quienes cuando están haciendo la actividad parecen estar absorbidos por una fuerza mayor. Es como si el tiempo se detuviera y se sintieran que son “uno con la música”. Todos estamos en capacidad de experimentar Flow, pero es importante aclarar que no hay atajados para sentirlo, como si los hay para sentir placer. Por ello es importantísimo conseguir hacer lo que más nos gusta, identificar y alimentar nuestras fortalezas para luego perseguir nuestras pasiones y dedicarnos a ellas. Cuando se hace lo que uno ama, se experimenta una forma particular y hermosa de felicidad. A una vida llena de Flow, Seligman la denomina “Engaged Life”.

El tercer elemento, Meaning, tiene que ver con pertenecer y servir a algún propósito que sea mayor que ti mismo. Tanto la búsqueda de placer como el sentimiento de Flow son, por definición, solitarias. El Significado, por el contrario, supone ser parte de algo más grande, que le de propósito a tu vida más allá de ti mismo. Pienso inevitablemente en la hermosa experiencia de ser padre, pero también en la docencia o en el cuidado del ambiente. Ser parte del todo es importante, no importa la vía que elijas. Puede ser la religión, la meditación, la naturaleza, la familia; sin importar la fuente, el ser parte de algo mayor a ti mismo contribuye de manera importante a tu bienestar. A la vida nutrida fundamentalmente de significado, Seligman la llama, obviamente “Meaningful Life”

El cuarto elemento es, junto a la búsqueda de placer, la otra variable que comúnmente asociamos a la felicidad. Los Logros (Achievements) son importantes, y rara vez se dan aislados de las otras variables que hemos mencionando. Cuando hablamos de prosperidad en nuestros deseos de año nuevo, nos referimos a esta variable. El nombre que le da Seligman a la vida en función de los logros es “Achiving Life”

Finalmente, el quinto y último elemento es tener Relaciones Positivas. Este es quizá, junto al “Engagement”, la variable que más me llama la atención y a la que creo que debemos darle más importancia. Tomando directamente del libro, Seligman dice:

Very little that is positive is solitary. When was the last time you laughed uproariously? The last time you felt indescribable joy? The last time you sensed profound meaning and purpose? The last time you felt enormously proud of an accomplishment? Even without knowing the particulars of these high points of your life, I know their form: all of them took place around other people.

Seligman, Martin (2011-03-17). Flourish (Kindle Locations 454-457). Free Press. Kindle Edition. 

Me encanta la idea de que muy poco de lo que es verdaderamente positivo te pasa en soledad. Hay que cultivar relaciones positivas, porque como dice el autor, “son el mejor antídoto a los “downs” de la vida”. Además, tal como queda implícito en la cita, las relaciones positivas son en buena medida causa de todas las variables anteriores.

Seligman resume su propuesta teórica en un acrónimo: PERMA (Positive emotions, Engagement, Relationships, Meaning & Achievement). El objetivo de la Psicología Positiva, disciplina que él ha ayudado a crear, es lograr que la gente alcance el bienestar, entendiendo sus componentes y desarrollando estrategias para alcanzar cada uno de ellos (puedes revisar en profundidad en su sitio web).

La felicidad y el bienestar son ambos conceptos complejos y un tanto esquivos. Todos queremos alcanzarlos y en estos días de fiesta y celebración, ambos conceptos están en todos nuestros deseos. Este humilde post busca compartir brevemente las ideas de Seligman y, por qué no, hasta motivarlos a la lectura de su libro.

Por lo pronto, dejo ya de fastidiarlos con este largo post y aprovecho para desearles a todos una

¡¡Feliz Navidad!!

¡¡Que el 2012 los llene de placer, flow, significado, logros y relaciones positivas!!

😉

 

2 Comments

  1. Antonio Fontaninisays:

    Amigo Ramiro,
    gracias por este post tan necesario y oportuno: en 2011 he leído y hablado mucho sobre la felicidad, al estar rodeado de crisis financiera y de valores.
    Conocí a Tal Ben Shaar que enseña Positive Psycology en Harvard, escuche a Manuel Castells y Eduardo Punset hablando de lo mismo y una clase en Stanford sobre redes sociales de Jane Aaker fue en efecto un sesión sobre felicidad.

    Mis clases son sesiones sobre (busqueda de la) felicidad en el trabajo y (búsqueda del) amor en la vida, aunque oficialmente son de marketing o estrategia: de echo acabo de despedirme como Ceo de mi empresa para nombrarme COO (Chief Optimistic Officer).

    La felicidad y el optimismo son una herramienta estratégica y una ventaja competitiva importantísima, ademas de motores vitales para salir de situaciones difíciles como la que vivimos en Europa.

    Gracias por compartir este libro y tu magisterio.

    Abrazos,
    Antonio Fontanini

    • Mi querido y estimado Antonio, ¡qué privilegio tenerte por acá comentando! ¡¡Mil gracias!!

      Que interesante todo lo que cuentas. Me come una envidia sana saber que andas todo el tiempo rodeándote de gente interesante y escuchando y aprendiendo de ellos. Ojalá este año podamos repetir aquél encuentro de hace año y medio. Quizá no en Harvard, pero si en algún otro lado.

      Yo este año espero retomar la lectura con mayor disciplina, pues la única forma de tener el blog actualizado. Vamos a ver si lo logro. El tema de la felicidad me encanta y Seligman es sin duda el pionero en el estudio académico y serio sobre bienestar. El otro al que te recomiendo ampliamente es a Dan Gilbert (Harvard) y su libro Stumbling on Happiness (http://www.amazon.com/Stumbling-Happiness-Daniel-Gilbert/dp/1400042666).

      Mi estimado amigo, aprovecho para mandarte un enorme abrazo, con todos mis mejores deseos para ti y tu familia en este 2012 que casi empieza. Que la salud y la prosperidad los colmen durante todo el año.

      p.s: ¡¡Todavía recuerdo y tengo muy presente aquella charla que tuvimos en Harvard Business School!!

      ¡¡Abrazo grande!!

Deja un comentario