Mensajes políticos

Hablemos otra vez de comunicación en política, esta vez para comentar una pieza de la campaña de Obama. Cuando digo pieza, debería decir más bien “pieza” pues no me queda del todo claro si la misma está hecha por petición del “comando de campaña” de Obama o si es una iniciativa privada. Cualquiera que sea el caso, lo importante es cómo, a diferencia de lo que vemos en Venezuela en ambos bandos políticos, existe en la pieza un mensaje y, quizá más importante, un protagonista que al menos compite en importancia con el candidato Obama: el ciudadano norteamericano. A eso hay que sumarle la estética del mensaje, que ciertamente supera a la manida y ya gastada foto del candidato abrazando viejas o caminando por los barrios. Por qué, me pregunto yo, no hay ni siquiera una idea en las distintas campañas políticas. Por qué seguimos apostando a una persona en lugar de una propuesta. Como dijimos en una oportunidad, la propagando política en Venezuela se limita al retrato. No hay ideas, sólo rostros sin significado. Acá va la pieza hecha por MC Yogi. 

7 Comments

  1. Irene Aguilerasays:

    La franca apelaciòn a los jòvenes a travès del medio correcto que es parte de su mundo, es algo maravilloso es esta comunicaciòn. Interesa y incrementa su coolness el intercambio de roles pues el “negro” es el candidado a presidente y el “rapero” es un muchacho blanco el estilo Bruce Spingteen, imagènes impactantes que se decodican mensajes para los que nos esencialmente republicanos. Imàgenes necesarias par el pueblo norteamericano.
    La declaraciòn de valores esenciales de la inclusiòn de las diferencias y la arenga a promover la participaciòn popular tambien son interesantes.
    Es el llamado a la transformaciòn de votante a cuidadano que no creen en retratos porque el retrato es un momento mientras que la actividad polìtical es procesal y requiere de la participaciòn de todos.
    La estètica moderna, instalada en grafismos casi humanos no rìgidos y cambiante muy al estilo actual, sin logos con ìnfulas, rìgidos. Se acabaron los emblemas mi Rami, primero fueron las torres, despues la guerra y ahora el planeta està tan caliente que el dinero se nos està derritiendo.
    Irene

  2. Irene Aguilerasays:

    Respuesta corregida:
    La franca apelaciòn a los jòvenes a travès del medio correcto que es parte de su mundo, es algo maravilloso es esta comunicaciòn. Interesa y incrementa su coolness el intercambio de roles pues el “negro” es el candidado a presidente y el “rapero” es un muchacho blanco el estilo Bruce Springteen, imagènes impactantes que decodifican mensajes para los que no son esencialmente republicanos. Imàgenes necesarias para el pueblo norteamericano.
    La declaraciòn de valores esenciales de la inclusiòn de las diferencias y la arenga a promover la participaciòn popular tambien son interesantes.
    Es el llamado a la transformaciòn de votante a cuidadano que no cree en retratos porque el retrato es un momento mientras que la actividad polìtical es procesal y requiere de la participaciòn de todos.
    La estètica moderna, instalada en grafismos casi humanos no rìgidos y cambiantes muy al estilo actual, sin logos con ìnfulas, rìgidos es preciosa.Se acabaron los emblemas mi Rami, primero fueron las torres, despues la guerra y ahora el planeta està tan caliente que el dinero se nos està derritiendo.
    Irene

  3. ramirocasosays:

    Jefa, tu comentario es la demostración más clara del poder del web 2.0. Tu comentario supera y enriquece totalmente mi escueta entrada. Es así de simple. Creo que has dado en el clavo. Lo que más me gustó de tu análisis es el párrafo que dice
    “Es el llamado a la transformaciòn de votante a cuidadano que no cree en retratos porque el retrato es un momento mientras que la actividad polìtical es procesal y requiere de la participaciòn de todos”
    Si tan sólo alguno de los actores políticos de este roído país entendiera eso, hoy no sería la ansiedad y la angustia las sensaciones dominantes en los venezolanos de a pie.
    Gracias por tu comentario jefita, no tiene ningún desperdicio.
    Besos por México desde la convulsionada Caracas

  4. Ciertamente es envidiable la energía y juventud de la campaña de Obama. Tiene algo de siglo xxi mezclado con años de institucionalidad, que dan ganas de llorar cuando se compara con cualquier cosa que se vea en la televisión local.

    Lo más dramático es que hasta en lo malo nos superan política y comunicacionalmente:

    Esta campaña de allá se ha caracterizado por el uso desmedido de mensajes negativos. Por un asunto populista, los más evidentes son los del partido republicano, pero estos a su vez surgieron como respuesta a los mensajes de los demócratas… quizás justamente molestos y frustrados ante la estupidez de la gente.

    En todo caso, por los valores de producción y la cantidad de mentiras que contienen, estos mensajes de ambos partidos son una delicia de ver.

    Los escritores de SNL, siempre a la vanguardia de la parodia, han tenido el dedo sobre el pulso de esta campaña, quizás con una inusual agudeza. En este sketch de hace un par de semanas, tratan precisamente ese tema:

    http://tinyurl.com/4de8fr

  5. ramirocasosays:

    Pratt, me he reído un buen rato con el sketch de SNL. Posiblemente porque me han reforzado aún más la antipatía por default que siento hacia los republicanos.
    No sé si Obama exagera o no en su campaña y si ésta está tan teñida de mentiras como la de los republicanos. Lo que si creo es que es estratégicamente muy buena. Lo mismo podía decirse de la comunicación chavista en el pasado (la del PSUV es lamentable, casi tanto o más que la de los que se oponen a Chávez).
    En el fondo se pueden rescatar dos cosas de Obama como candidato. La primera tiene que ver con el protagonismo que le da a sus seguidores. Su “grass-root movement” es algo inédito en la vida política gringa y, creo yo, ha quedado retratado en su comunicación. Lo segundo es que, bueno o malo, hay al menos una idea en su mensaje. Quizá esa idea adquiere valor cuando se la contrasta con el desastre de la administración Bush, pero el mensaje existe none the less. Acá, habiendo tantos talones de aquiles en la gestión chavista, sorprende hasta la tristeza que se hable solo de rostros, de caras. Es una lástima que algunos de los mensajes que se suponen deben levantar a la gente de la indefensión aprendida para llevarlos a votar sea la foto de un viejo candidato sin prestigio haciendo el signo de la paz.
    Una idea, aunque sea sólo una, es lo que se necesita en este país…
    Un fuerte abrazo

  6. Te tenía un comentario en el backlog:

    La maquinaria de Clinton estaba legítimamente engranada y destinada para arrollar y hacer trizas a Obama. Pareciera un error de la historia, pero una inspección cercana (vale, quizás un tanto prematura) revela que redes sociales cambiaron el destino de esa campaña (y quizás de occidente) para siempre. Si llega adonde debería llegar, Obama quizás sea el primer presidente 2.0.

  7. ramirocasosays:

    Absolutamente de acuerdo.. Quizá resida allí mi simpatía por Obama. Eso me parece que evidencia un entendimiento del mundo actual que, definitivamente, no tiene McCain (de hecho, es parte de la burla de SNL “Digital, what, with your fingers”). A mi Hillary se me cayó a pedazos después de los argumentos de Lessig contra ella, pero vale decir que no tengo modo ni manera de saber si son ciertos o no. Lo otro interesante sería analizar por qué el mensaje de Obama caló bien en esa gente que usa las redes sociales y allí, creo yo, está la fuerza de su mensaje. Un tipo que en principio se opuso (tristemente, ya no) a los lobbistas y que montó toda su campaña inicial literalmente desde la gente y sus contribuciones ridículamente pequeñas parece ser un tipo sincero cuyo mensaje tiene validez. Al menos para mi, desde mi inmensa ignorancia.
    Es un tema interesantísimo Mr. Pratt. Una lástima que yo ignore tantas cosas de las dinámicas que, seguramente, están detrás de todo esto.
    Gracias por los comentarios!! como siempre…

Deja un comentario