Tecnología y Educación: tres herramientas que pueden interesarte si eres docente

En el año 2010, asistí al seminario “Technology  and Education” que el Centro de Actualización Profesional de la UCAB , junto al EOI de España y al David Rockefeller Center for Latin American Studies de la Universidad de Harvard, organizaron en Boston para beneficio de profesores latinos. Fue una semana de puro aprendizaje en una de las universidades top del planeta. Como imaginarán, aquello para mi fue como un sueño.

Uno de los profesores al que tuve el privilegio de escuchar fue Shigehisa Kuriyama, quien compartió con nosotros algunas de las “técnicas” que utilizaba en el aula para involucrar a sus estudiantes. Las dos que recuerdo más nítidamente fueron, en primer lugar, el correcto uso del software de presentaciones (Keynote en su caso) para crear contenido multimedia que complementara las clases y las lecturas; y en segundo lugar, el uso del video como medio de expresión, especialmente en sus estudiantes, a quienes les pedía breves clips de 3 o 4 minutos en lugar de “papers” o ensayos para sus entregas finales. Kuriyama, quedaba claro, era un profesor multimedia y nos invitaba a nosotros a serlo también.

La semana pasada, mientras escribía el post “Crash Course: video clases, bien hechas”, recordé la invitación del profesor Kuriyama, y me quedó la sensación de que sería lindo compartir algunos recursos que considero útiles para la docencia y que hoy pueden servir, sino para utilizarlos directamente, por lo menos para desafiarnos, replicarlos o utilizarlos de ejemplos de lo que podríamos estar haciendo. No soy un experto, aclaro. Apenas si calificó como un geek que ama la docencia (y la extraña también) y que tiene un par de tips que compartir.

Espero los encuentren útiles.


1. Video Clases: 

Hablar de videos, en estos días, es indispensable. Están en todos lados y en todos los formatos posibles (Periscope, Vine, Vimeo, Blip.tv, Meerkat, YouTube, Facebook y pare de contar). El problema con los videos, por muy evidente que sea, es que es mucho más fácil consumirlos que producirlos. Esto te pone en aprietos si quieres usar videos en tu curso, pero no necesariamente quieres utilizar el material de terceros, bien porque el contenido no se ajusta exactamente a lo que estás impartiendo o porque éste es de dudosa calidad.

Screenflow3-IconLa mejor manera de resolver ese problema es hacer tu propio video y para ello, la mejor herramienta que he visto es ScreenFlow, un software exclusivo para Mac (lamentablemente), que te permite grabar lo que haces en tu computadora (tanto video como audio), editar el video y luego exportarlo en múltiples formatos.

Yo vengo usando Screenflow desde hace años y cada nueva versión supera con creces a las anteriores. Su interfaz es realmente sencilla de usar y no hace falta saber de edición para aprender a dominarlo, al menos en sus acciones básicas, en unos pocos días.

¿Cómo puede usarlo un profesor? La primera y más obvia forma de uso es grabar, en vivo, la clase que se está dando. Por ejemplo, si la clase usa de material de apoyo una presentación en Power Point, con Screenflow se puede grabar lo que se está proyectando y la voz del profesor de manera simultánea, sin necesidad de micrófonos o cámaras. Otra forma de hacerlo es grabar un video breve, a modo de sinopsis, y colgarlo luego en algún foro de la clase para complementar lo que se impartió en el aula. Un ejemplo de este último es el video que hice yo para mis clases en Animal.

Screenflow cuesta US$99 y, créanme, vale cada centavo. Su uso va mucho más allá de la simple grabación de contenido. Yo, por ejemplo, lo uso para subtitular videos en inglés que deseo compartir. Sea cual sea el uso que le quieras dar a un video en el aula, este software te va a ayudar a hacerlo bien y fácil.


2. Presentaciones Interactivas

Los softwares de presentaciones existen desde hace décadas y su evolución se ha concentrado en nuevas transiciones, mejores efectos y herramientas más potentes para edición de imágenes. Recientemente, sin embargo, han empezado a surgir herramientas que permiten interacción entre presentador y audiencia. Eso para mi es un verdadero salto, pues hasta el momento ninguno de los dos softwares popularmente utilizados permitía tal cosa.

Logo whitePrueba de lo anterior es Zeetings, un servicio que te permite subir tus láminas (en formato .ppt o .pdf) y luego añadir, en cualquier parte de la presentación, ítems tipo encuestas cuyas respuestas se proyectan en vivo sin salir de la presentación. Este servicio, además, permite utilizar el celular como segunda pantalla, dándole a la audiencia la posibilidad de seguir las láminas de la presentación en su dispositivo móvil.

Todavía está en beta, pero lo que he podido ver hasta ahora, promete mucho. Para un profesor, poder intercalar preguntas en su presentación, registrar las respuestas individuales y proyectar en vivo los resultados, puede funcionar para darle un nivel de interacción que antes apenas se lograba pidiendo que levantaron la mano ante cualquier pregunta.

Yo todavía no lo he usado, pero ya tengo la cuenta y, en la primera oportunidad que tenga, lo probaré. Es un poco incómodo que no permita el uso de archivos de Keynote, pero espero que ese problema se resuelva rápido. De cualquier forma, tener la posibilidad de interactuar con la audiencia desde la misma presentación representa un verdadero salto de calidad en este tipo de herramientas, haciéndola perfecta para todo docente que quiere cambiar radicalmente la forma en la que imparte su contenido.

Acá pueden ver el video promocional.


3. Evaluaciones digitales en tiempo real

No existe un curso que no tenga evaluaciones. Yo soy particularmente amigo de los “quices“. Recuerdo claramente como en la Escuela de Psicología de la UCAB se usaban con frecuencia para garantizar que los estudiantes tuviésemos las lecturas al día. El problema con los quices es que el proceso de elaboración, administración y corrección es muchas veces largo y tedioso. Con la tecnología, no obstante, se ha logrado modificar buena parte de ese proceso. Y si bien hacer el quiz seguirá siendo un trabajo arduo (que hay que hacer correctamente si se quiere tener un buen quiz), la forma en la que se administra y se califica puede hacerse muchísimo más sencilla.

soc_logoYo he buscado varias herramientas que permitan hacer el proceso de evaluar a los estudiantes más expedito. La mejor que he encontrado es Socrative, un sitio diseñado exclusivamente para la docencia, en el que se pueden componer quices o exámenes para ser administrados en línea.

Algunas de las características que más me gustan de Socrative:

  • Te permite hacer preguntas de selección simple, verdero o falso o abiertas.
  • Al momento de administrar el quiz, te permite aleatorizar las preguntas y las opciones dentro dentro de cada una.
  • Te entrega reportes por estudiante y por pregunta, en distintos formatos (excel, pdf)
  • Los estudiantes pueden responder el quiz desde cualquier dispositivo con conexión a internet
  • Los resultados se pueden ver en vivo.
  • ¡Es gratis!

Acá pueden ver el video con un resumen del servicio

Socrative, al igual que Screenflow y Zeetings, puede transformar de manera significativa la experiencia en el aula. Tal como está pensado, creo que sirve para evaluaciones cortas. Supongo que luego irá haciéndose más potente y podrá eventualmente utilizarse para evaluaciones de mayor complejidad, como exámenes parciales o finales. De cualquier forma, poder administrar un quiz de esta forma no solo aligera la carga de trabajo, sino que hace la experiencia de evaluación interesante y novedosa. Eso, en si mismo, es suficiente como para probarlo.


Bueno, ahí las tienen: tres herramientas para incorporar en el aula.

Decir que la tecnología está cambiando nuestras vida es ya un triste lugar común. Pero por muy obvio que parezca, no todos se atreven a probar nuevas formas de hacer las cosas. Esto, me temo, es particularmente cierto en las universidades. Soy de los que piensa que con tantas herramientas sencillas de usar y de bajo costo al alcance de la mano, es un pecado no intentar usarlas.

Nunca fue tan fácil y seguro innovar.

Estoy seguro que los estudiantes de hoy lo agradecerán.

Deja un comentario